Después de comer tallarines, pollo y otros restos del día anterior, el joven comenzó a sentirse mal y fue trasladado de emergencia a un hospital, donde todo empeoró. El caso se registró en Estados Unidos.

Un joven de 19 años fue intervenido y sufrió la amputación de ambas piernas luego de que se sintiera mal tras comer sobras de comida del día anterior, según la revista científica The New England Journal of Medicine.

De acuerdo a la publicación, el adolescente fue llevado de emergencia a un hospital en Nueva Inglaterra, Estados Unidos, por un fuerte dolor estomacal y náuseas. Los especialistas detectaron que tenía una infección bacteriana.

El joven relató que había consumido tallarines, pollo y arroz que había almacenado en su casa tras ir a un restaurante.

Desarrolló gangrena, dificultad para respirar y otros síntomas graves Foto New England Journal of Medicine

¿Qué otros síntomas tenía el joven?

Además de las molestias estomacales, el joven señaló que le dolía el pecho, tenía dificultad para respirar, debilidad generalizada, visión borrosa, empeoramiento de mialgias y fiebre, acompañada de vómitos.

El afectado, además, presentó una inusual decoloración en la piel, pues se tornó púrpura, por lo que fue trasladado al Hospital General de Massachusetts, donde fue tratado por shock, insuficiencia orgánica y erupción reticular.

Luego de complicaciones, presentó manchas que se extendieron por todo su cuerpo y le provocaron necrosis en los brazos, piernas y gangrena, por lo que tuvieron que amputarle ambas piernas debajo de la rodilla y partes de los dedos de la mano.

Tras varias pruebas, los médicos le diagnosticaron una infección bacteriana mortal llamada Neisseria meningitidis.

Deja un comentario