Muere a los 80 años uno de los mejores expertos en serpientes cascabel, mordido por una de ellas

William Martín, ‘Marty’, descubrió una población de cascabeles del bosque en Virginia, entre otros hallazgos


Las serpientes de cascabel son un género (crótalus) de víboras que tienen en común, entre otras características físicas, una peculiar estructura de estuches córneos en el extremo de la cola que les permite producir un sonido que, como su nombre indica, se asemeja al de un cascabel.

El medio centenar de especies conocidas de crótalos también comparten el hecho de ser endémicas de América (dependiendo de la especie, desde el sureste de Canadá al norte de Argentina) y la peligrosidad de su veneno.

William H. Martin (conocido como Marty), uno de los más prestigiosos expertos en serpientes de cascabel de Estados Unidos, era consciente del riesgo de tratar de cerca a estos vipéridos desde que se aficionó a su observación y estudio, siendo un adolescente.

William Martín, experto en el estudio de las serpientes de cascabel en Estados Unidos . Joe Villari/Virginia Outdoors Foundation, via AP

Muchas décadas después, la mordedura de un ejemplar de cascabel de los bosques (Crotalus horridus) ha provocado la muerte de Marty, a la edad de 80 años. El fallecimiento se produjo el 3 de agosto, un día después de la accidental mordedura, en un espacio cerrado de propiedad familiar en Harpers Ferry, Virginia Occidental, según ha explicado su esposa, Renee Martin.

Durante más de 60 años ha sido uno de los mejores investigadores en serpientes de cascabel y hasta sus últimos días ha hecho largos recorridos a pie para estudiar a estos reptiles en las zonas más remotas, ha recordado Joe Villari, administrador de la Reserva Natural Bull Run Mountains, en el norte de Virginia, y colaborador de Martin, según declaraciones recogidas por AP tras conoceerse el fallecimiento.

William Martín con un ejemplar de serpiente de cascabel

“Tenía más de 80 años y era difícil seguirle el ritmo”, dijo Villari, quien se propuso acompañar a Martin en sus caminatas semestrales a las guaridas remotas de las montañas donde vivirían las serpientes.

John Sealy, un investigador de serpientes de cascabel de Stokesdale, Carolina del Norte, que conoció a Martin durante más de 30 años, dijo que era quizás la principal autoridad en serpientes de cascabel, un género que estudió desde su infancia.

Ejemplar de serpiente de cascabel de los bosques ‘Crotalus horridus’

Martin encontró una población de serpientes cascabel de bosque (o cascabel de madera) en las montañas Bull Run cuando era adolescente y convenció a un herpetólogo verificase el hallazgo. Durante su larga trayectoria, William Martin había sido mordido por serpientes en varias ocasiones pero sin mayores consecuencias.

John Sealy destaca que Marty era conocido en la comunidad de expertos en serpientes por su trabajo de campo e investigación, y su capacidad para encontrar y documentar una especie que se hace difícil de localizar porque son “animales extremadamente reservados”.

Cinco muertos al año en Estados Unidos

Las muertes por mordeduras de serpientes (de cascabel y otras venenosas) son poco frecuentes en Estados Unidos, con una media de cinco fallecidos al año, según los Centros para el Control de Enfermedades de este país.

Dan Keyler, profesor de toxicología de la Universidad de Minnesota y experto en mordeduras de serpientes, dijo que una segunda mordedura de serpiente puede ser más peligrosa que la primera para algunas personas y que las serpientes de cascabel pueden ser más peligrosas si crecen hasta un tamaño que les permite inyectar más veneno. La edad también puede ser un factor en la susceptibilidad de una persona.

Serpiente de cascabel, con la característica cola en primer plano

📷Carátula: Ejemplar de serpiente cascabel de los bosques (‘Crotalus horridus’), de la especie que provocó la muerte del experto William Martin 

Deja un comentario