Black Alien: adicto a las modificaciones corporales lucha para conseguir trabajo

No lo quieren en ningún empleo. Anthony Loffredo sostiene que es constantemente juzgado por su apariencia, compuesta de tatuajes prominentes y mutilaciones.


Anthony Loffredo es un joven, de 33 años, que ha transformado su cuerpo en una serie de modificaciones que cumplen un solo objetivo: convertirlo en un ‘alienígena negro’ (Black Alien), como se hace llamar en redes sociales. Y aunque dice no arrepentirse de ninguna de sus intervenciones, reconoce que ha sido difícil adaptarse a las consecuencias de su renovado aspecto, particularmente a la hora de hallar un empleo.

El ciudadano francés comenzó a crear su look de reptil a la edad de 27 años, y en los últimos siete ha logrado increíbles resultados, los cuales vinieron acompañados de una gran popularidad en redes sociales y un séquito que asciende a los 1,2 millones de seguidores en Instagram. A pesar de esto, dice que no le recomendaría a nadie que se someta a una transformación de este nivel.

Este tipo de cambio, no es solo un tatuaje, es algo más grande”, dijo al podcast Club 113. Además, agregó: “No puedo encontrar trabajo, hay muchas cosas negativas. Puede ser positivo porque te sientes mejor, pero debes saber que también hay un lado oscuro”.

Loffredo incluso describió circunstancias en las que la gente cruza la calle para evitarlo porque le tienen miedo. “Es una lucha todos los días, porque todos los días encuentras gente nueva que no entiende, que quiere juzgar”, señaló.

“Así es la vida, no todos entienden todo, como yo no entiendo muchas cosas de mucha gente. No puedes juzgar a alguien, nadie sabe lo que hay dentro de la cabeza de esa persona o por qué está haciendo lo que hace. Necesitas hablar con esta persona primero”, manifestó.

Anthony ha dicho que uno de sus planes a futuro es mutilar una de sus piernas sanas para usar una protesis que terminará de completar su estilo. Foto: composición LR/Instagram/@The_black_alien_project

Hasta el momento, a Anthony le han amputado dos dedos de la mano izquierda y ambas orejas; además, se ha colocado más de 40 implantes en la cabeza. A pesar de su físico poco común, él espera que eventualmente pueda ser tratado como el resto de la sociedad.

Enfatizó: “Soy un tipo normal, trabajo, tengo familia… Me gusta que me miren como un tipo normal, con trabajo, con familia, que tiene una amiga, novia, todo eso. Eso es lo que me hace normal”.

El ciudadano francés comenzó a crear su look de reptil a la edad de 27 años, y en los últimos siete ha logrado increíbles resultados. Foto: captura-Instagram

Deja un comentario