Elon Musk tuvo una aventura con la esposa de su íntimo amigo Sergey Brindel, cofundador de Google

Elon Musk tuvo una aventura con la esposa del cofundador de Google, su íntimo amigo Sergey Brindel. El dueño de Tesla y Nicole Shbahan tuvieron un breve affaire durante un exclusivo festival de arte en Miami. Una vez terminada la relación, el magnate le pidió disculpas de rodillas a su amigo, pero siguen sin hablarse. El matrimonio finalmente se divorció.

El cofundador de Google Sergey Brin se divorció de su esposa, Nicole Shbahan, a principios de este año tras descubrir que había mantenido una breve aventura amorosa con el magnate Elon Musk, informó el diario The Wall Street Journal.

El periódico, que cita a fuentes cercanas a los protagonistas, también indicó que el affaire entre Musk y Shanahan puso fin a la larga amistad que el líder de Tesla mantenía con el cofundador de Google.

Los dos titanes de la tecnología eran amigos desde hace mucho tiempo y el dueño de Tesla pasaba mucho tiempo en la casa de Brin en Silicon Valley.

Brindel, cuya fortuna está valuada por Bloomberg en USD 95.000 millones, solicitó el divorcio en enero de este año, citando “diferencias irreconciliables”, según los registros presentados en el Tribunal Superior del Condado de Santa Clara. El pedido formal se hizo varias semanas después de que se enterara del breve romance entre Sbahan y Musk, detalló el periódico.

Si bien Brin y Shanahan llevaban meses de mala relación, seguían viviendo juntos en el momento de la aventura en diciembre pasado. En la solicitud de divorcio, Brin citó el 15 de diciembre de 2021 como la fecha de la separación de la pareja y The Wall Street Journal afirma que la aventura habría comenzado a principios de ese diciembre, en el evento Art Basel en Miami, el exclusivo festival anual de varios días que atrae a asistentes adinerados de todo el mundo.

Sergey Brin y Nicole Shanahan estuvieron casados cuatro años y Musk visitaba regularmente a la pareja en su casa de Silicon Valley. (REUTERS/Kate Munsch)

La revelación del WSJ sorprendió por la cercanía de los dos multimillonarios. Es que, por ejemplo, durante la crisis económica de 2008, Brin aportó unos 500.000 dólares a Tesla, cuando la compañía de vehículos eléctricos de lujo intentaba aumentar su producción; y en 2015, Musk le devolvió el favor obsequiándole uno de los primeros vehículos deportivos utilitarios totalmente eléctricos de la compañía.

Una vez terminada la relación, el diario revela que Musk intentó acercarse a su amigo y que, incluso, se arrodilló frente a él para disculparse. Brin habría aceptado las disculpas de su otrora amigo, sin embargo la relación sigue rota.

Brin y Shanahan estuvieron casados cuatro años pero se conocieron en el retiro de yoga Wanderlust hace unos siete años. Ambos habían estado casados anteriormente: Brin con Anne Wojcicki, cofundadora de la empresa de genética 23andMe Inc. y Shanahan con un ejecutivo de finanzas.

El affaire explicaría la tensión creciente que sus círculos íntimos empezaban a notar entre los dos hombres. De hecho, Brin ya ordenó a sus asesores financieros que vendan sus inversiones personales en las empresas de Musk.

Tiempos convulsionados

Musk ha atraído el foco mediático no solo por sus actividades empresariales a la cabeza de Tesla o la compañía aeroespacial SpaceX, si no también por sus extravagantes mensajes en las redes sociales

En los últimos dos meses, la vida personal del Musk ocupó las primeras planas mundiales: lo acusaron de conducta inapropiada con una azafata de su empresa aeroespacial (acusación que negó) y Business Insider informó que tuvo dos hijos a finales del año pasado con una ejecutiva de otra de sus empresas, Neuralink.

Además, a principios de este mes, Musk trató de retirarse del acuerdo de compra de Twitter, alegando que la empresa no le proporcionó la información necesaria para evaluar la prevalencia de cuentas falsas o de spam. Twitter contestó que “se ha esforzado” por brindarle la información y lo demandó judicialmente para que cumpla el acuerdo. El juicio -acelerado- se resolverá en octubre próximo.

Brin cofundó Google, ahora una unidad de Alphabet, junto con Larry Page en 1998, y ayudó a convertirla en una de las empresas más valiosas del mundo. Él y Page abandonaron la dirección de la compañía en 2019, pero ambos permanecen en el consejo de administración.

Desde entonces, ha estado muy involucrado en actividades de acondicionamiento físico, en un punto tratando de aprender muchos deportes olímpicos diferentes, según personas que lo conocen. Dirige una fundación familiar de 4.400 millones de dólares que ha apoyado causas como la educación y la investigación sobre el Parkinson, y está afiliado a una startup de aeronaves llamada LTA Research and Exploration.

Deja un comentario