Tiroteo en un centro comercial de Indiana deja 3 muertos y 2 heridos

Tres personas murieron y otras dos resultaron heridas después de que un hombre armado iniciara un tiroteo en el patio de comidas de un centro comercial de Greenwood, Indiana, el domingo por la noche, dijo la policía.

Alrededor de las 6:00 p.m., hora local, varias personas llamaron al 911 para informar sobre un atacante activo en el Greenwood Park Mall, dijo a los periodistas el jefe del Departamento de Policía de Greenwood, Jim Ison.

Los investigadores creen que el atacante no identificado, un hombre adulto, fue muerto a tiros por un hombre de 22 años legalmente armado que “observó el tiroteo en curso”, dijo Ison.

Las víctimas incluyen un hombre y cuatro mujeres, entre ellas una niña de 12 años cuyos padres la llevaron al hospital con heridas leves después del tiroteo, dijo el jefe de policía, y señaló que se espera que esté “bien”. La segunda víctima herida fue hospitalizada y estaba en condición estable hasta el domingo por la noche, dijo Ison.

Olivia Harding dijo que estaba en la tienda Old Navy en el centro comercial cuando ella y su mamá escucharon cuatro disparos y pensaron que el carrusel cercano se estaba descomponiendo.

“Lo siguiente que sabes es que escuchas seis disparos más y ves a todos corriendo”, dijo Harding a WISH, afiliada de CNN. Harding dijo que no cree que vuelva a un centro comercial “durante mucho tiempo”.

Personal de emergencia responde a un tiroteo en Greenwood Park Mall en Greenwood, Indiana.

El atacante parece haber usado un arma larga, según Ison, aunque la policía no había recuperado ninguna arma de la escena en el momento en que hablaba con los periodistas, dijo.

Ha habido 350 tiroteos masivos este año, según Gun Violence Archive que, al igual que CNN, define un tiroteo masivo como uno en el que se dispara a cuatro o más personas, sin incluir al pistolero.

La comunidad ahora se une a otras que también están lidiando con las secuelas de los tiroteos masivos, incluidas las comunidades sacudidas por masacres recientes en una escuela primaria en Uvalde, Texas, y un desfile del 4 de julio en Highland Park, Illinois.

Los equipos SWAT despejaron el centro comercial y determinaron que no había amenazas adicionales en el edificio, dijo Ison, y señaló que los investigadores ahora están procesando la escena del crimen.

La policía todavía está investigando el motivo del pistolero e interrogando a las personas que estaban dentro del centro comercial en el momento del ataque, dijo la policía. Están pidiendo a todos los testigos que se comuniquen con las autoridades y han solicitado que el público se mantenga alejado del centro comercial.

“Esta tragedia golpea el núcleo de nuestra comunidad”, dijo el alcalde de Greenwood, Mark Meyers, en una publicación de Facebook. “Por favor, ofrezca sus oraciones a las víctimas y a nuestros socorristas”.

Meyers también expresó su agradecimiento a la persona que disparó fatalmente al pistolero mientras el tiroteo estaba en curso.

“Esta persona salvó vidas esta noche. En nombre de la Ciudad de Greenwood, estoy agradecido por su acción rápida y heroísmo en esta situación”, dijo el alcalde en otro comunicado más tarde el domingo por la noche.

Múltiples agencias respondieron a la escena y estaban ayudando en el incidente, incluido el FBI, ATF, el Departamento del Sheriff del Condado de Johnson y el Departamento de Seguridad Nacional, dijo Ison.

Ison dijo que el Departamento de Policía de Greenwood se ha entrenado para un escenario de tiroteo masivo y ha realizado “múltiples ejercicios en el centro comercial” para prepararse para situaciones de atacante activo.

“Pero les diré que el verdadero héroe del día es el ciudadano que portaba legalmente un arma de fuego en ese patio de comidas y pudo detener a este pistolero casi tan pronto como comenzó”, dijo Ison.

La policía identifica al “buen samaritano” que detuvo el tiroteo en un centro comercial de Indiana

La policía proporcionó el lunes más detalles sobre el tiroteo en un centro comercial en Indiana el domingo que dejó tres víctimas muertas, incluido el nombre del “buen samaritano” que se cree que mató al tirador y detuvo el ataque. Los funcionarios calificaron las acciones del civil armado como “nada menos que heroicas”, y señalaron que el pistolero probablemente habría matado a muchas más personas si no hubiera intervenido.

La policía dijo que el incidente comenzó aproximadamente a las 4:54 p. m. hora local, cuando un tirador ingresó al centro comercial y se dirigió directamente al baño del patio de comidas. Permaneció allí durante una hora y dos minutos antes de salir y comenzar a disparar, golpeando a varias personas y matando a tres, dijo la policía. A las 5:57 pm, menos de dos minutos después de salir del baño, fue confrontado por el Buen Samaritano, quien visitaba el centro comercial con su novia.

La policía identificó al civil armado como Elisjsha Dicken, de 22 años.

La policía identificó a Jonathan Douglas Sapirman como el atacante de Indiana.

En una conferencia de prensa el lunes, el alcalde Mark M. Meyers llamó a Dicken un “buen samaritano de Greenwood” y le agradeció por sus rápidas acciones para detener al tirador. El jefe de policía de Greenwood, James Ison, dijo que “muchas más personas habrían muerto anoche si no fuera por un ciudadano armado responsable que tomó medidas en los primeros dos minutos de este tiroteo”.

Ison también elogió a Dicken por sus habilidades para neutralizar al tirador, diciendo que enfrentó al pistolero desde “bastante distancia” y que sus acciones fueron “muy sólidas tácticamente”. Dijo que no cree que Dicken tuviera antecedentes policiales o militares.

En la conferencia de prensa, el forense del condado de Johns, Michael Pruitt, identificó a las víctimas fallecidas como Pedro Pineda, de 56 años; y Rosa Mirian Rivera de Pineda, de 37; y Víctor Gómez, de 30. Pedro y Rosa eran una pareja casada que cenaba en el patio de comidas, dijo Ison.

Una mujer de 22 años y una niña de 12 años resultaron heridas en el tiroteo. Se espera que ambos sobrevivan.

La policía identificó al tirador como Jonathan Douglas Sapirman, de 20 años. La policía dijo que era un hombre blanco, pero no proporcionó ningún motivo.

La policía dijo el lunes que el presunto tirador tenía antecedentes juveniles pero no antecedentes penales como adulto. Sus encuentros juveniles con la policía estaban relacionados con delitos menores, como una pelea en la escuela y figurar como un menor fugitivo. La policía dijo que cree que caminó hasta el centro comercial, ya que no conduce.

La policía agregó que el sospechoso vivía solo y sus familiares les dijeron que recientemente había recibido un aviso de desalojo. También dejó un trabajo de almacén en mayo, dijo la policía.

Cuando la policía registró el apartamento, encontraron que el horno del sospechoso estaba encendido a alta temperatura. En el interior, la policía dijo que encontraron una computadora portátil y una lata de butano.

Los oficiales recuperaron dos rifles y una pistola Glock después del tiroteo. Ambos rifles fueron comprados en Greenwood. La policía también recuperó varios cargadores y al menos 100 cartuchos de munición. Solo uno de los rifles se usó en el tiroteo, dijo la policía.

Los miembros de la familia le dijeron a la policía que no había indicadores de que el presunto tirador fuera violento o inestable, dijo Ison. La policía recuperó un teléfono celular del interior de un inodoro en el baño del centro comercial que creen que pertenecía al presunto tirador y actualmente están trabajando para extraer información de él.

Un portavoz del Greenwood Park Mall dijo el lunes que “lamentamos a las víctimas de la horrible tragedia de ayer”.

“La violencia no tiene cabida en esta ni en ninguna otra comunidad”, dijo el vocero. “Estamos agradecidos por la fuerte respuesta de los socorristas, incluidas las acciones heroicas del Buen Samaritano que detuvo al sospechoso”.

Deja un comentario