Para trabajar en su empresa tienes que responder un cuestionario sobre diversidad sexual

Álvaro Velasco pregunta a los candidatos que quieren ingresar a su empresa sus opiniones sobre el matrimonio igualitario y la adopción homoparental, entre otros temas vinculados a la comunidad LGBT+. Para este emprendedor abiertamente gay, se trata de una manera de intentar prevenir posibles actos de discriminación y generar un clima laboral inclusivo.


“¿Qué opinas del matrimonio entre personas del mismo sexo? ¿Qué opinas de la adopción homoparental? ¿Qué opinas de la llegada de mujeres lesbianas al poder?” Estas y otras preguntas son realizadas a los futuros empleados de SkyAlert, la empresa mexicana de alertamiento sísmico temprano que busca crear ambientes laborales donde “nadie sea juzgado por ser quién es”.

Álvaro Velasco, su CEO desde hace dos años y cofundador en 2011 con Alejandro Cantú, diseñó el cuestionario “no con el propósito de juzgar” a quienes buscan empleo, sino para conocer a través de sus respuestas si se adaptan a la visión de la empresa y a los que allí trabajan. “

“Ese tipo de preguntas que incomodan a mucha gente y que nunca se esperan en una entrevista de trabajo”, como las define él mismo, ha generado que algunos postulantes reaccionen de forma contrariada diciendo qué tiene que ver eso con su vacante a la hora de responder el cuestionario. Velasco tiene otra postura.

“Tiene todo que ver. Ya no podemos separarnos y meternos en el clóset. Esta empresa es respetuosa de cualquier género y orientación”, explica el empresario de 39 años, abiertamente gay, y matiza que sin duda contrataría a alguien que se muestre con una postura “indecisa”, pues “se trata de mejorar a nuestros propios colaboradores y tener pláticas constantes internamente, no sólo en junio, mes del Orgullo”.

Su deseo es crear una empresa “santuario, donde puedas estar tranquilo sabiendo que el de al lado no te va a acosar”, independientemente de que hagas parte de la comunidad LGBT+ o no, dice en entrevista con Infobae desde la ciudad de Guadalajara.

Por ello, asegura, está dedicado a que SkyAlert sea un lugar seguro para todos las personas que trabajan para él. “Hay que entender que tener una empresa abierta a la diversidad en todo sentido, te va a crear un ambiente laboral excepcional”, dice, y declara que eso también incluye a personas en situación de discapacidad, indígenas y otros grupos.

“Y si solo te importa el dinero, hasta te conviene por tu propio bolsillo ser una empresa abierta. Pero el llamado es a que sea una conciencia social; sin importar a quién tienes enfrente lo tienes que respetar”.

Un emprendedor serial, seducido por la detección de terremotos

SkyAlert cuenta actualmente con 53 empleados en 18 de los 32 estados de México, pero espera sumar 65 a finales de 2022 y eventualmente expandirse a países de Latinoamérica como Colombia, Ecuador, Chile y Perú. Según cifras de Velasco, su aplicación ha tenido casi 11 millones de descargas y ha alertado 500 sismos, 8 de los cuales “han sido muy fuertes”, logrando informar los temblores con segundos o minutos de anticipación, según el caso.

Su sistema de detección funciona a través de sensores ubicados en las poblaciones y zonas en riesgo. Al detectar el sismo, estos mandan la señal a servidores en una nube en la que se procesa “en menos de un segundo” y lo distribuyen a dispositivos que ejecutan acciones automáticas como activar audio, luces, abrir puertas, detener elevadores, escaleras eléctricas y procesos industriales (“para que las personas no pierdan tiempo apagando aparatos”). A las personas puede avisarles de forma personalizada que en 12 o 30 segundos vendrá un “sismo severo”, o que en dos minutos se presentará uno “débil”. Según el lugar en que se encuentren y las recomendaciones respectivas, pueden ganar tiempo para resguardarse en un interior o exterior.

Álvaro Velasco no le teme a los terremotos porque los ha estudiado desde pequeño. Cuando presencia uno, fija la mirada en el suelo para observar las ondas sísmicas y analizar a qué clase de temblor se enfrenta. Durante uno ocurrido en 2017 dice que pudo ver las ondas sísmicas pasar por su oficina que le indicaban que era “un sismo cercano, poco profundo y que le faltaba mucho por desarrollar”. Mientras él lo estudiaba, cuenta, “muchos estaban asustados, pero con la certeza de tener 12 segundos para ponerse a salvo gracias a la aplicación”.

De niño estuvo en el gran terremoto de Colima en 1995 y desde entonces empezó a estudiarlos

En octubre de 1995 sí sintió miedo, cuando de niño vivió el gran terremoto de Colima, estado vecino de su natal Jalisco. Era la celebración de los 50 años de la boda de sus abuelos. El sacudón alcanzó una magnitud de 8.0. “No quedó nada de pie en la casa, todo se rompió, el movimiento era brutal. Luego vino un tsunami, vimos desde donde estábamos cómo caían edificios en la bahía. No nos pudimos mover por más de una semana porque los puentes se cayeron. Ese evento me hizo estudiar los terremotos en las bibliotecas y buscar qué onda con ellos. Me volví fan”.

Antes de SkyAlert, que, dice, nació “para modificar lo vulnerable que somos con los terremotos”, Alvaro dejó la abogacía y llevó a cabo varios emprendimientos: dispuso barras de cócteles en eventos privados, tuvo un negocio de ropa, una agencia de marketing y trabajó en desarrollo de aplicaciones digitales. Además, trabajó 11 años en la radio en un programa matinal que combinaba con su labor de emprendedor. Estando al aire salió del clóset, cuando un oyente quiso insultarlo diciendo: “Yo conozco a ése, y es joto” [slang peyorativo en México para “homosexual”. Álvaro le respondió: “Sí, ¿y?”.

Consciente de estas prácticas que señalan y discriminan la diversidad pese a los avances legislativos, Álvaro ha querido cambiar las formas de relacionarse y vincularse en los trabajos empezando por los que él mismo emprende. No ignora que su estrategia de reclutamiento encuentra apoyo en las personas y luchas en favor de la población LGBT+, que en México salió a marchar multitudinariamente el pasado fin de semana. “Mucha gente se ha sumado y al sumarse se van rompiendo miedos, eso lo aplaudo”, dice hacia el final de esta entrevista.

Deja un comentario