Alma Ibarra, boxeadora que rogó detener su pelea, anunció su retiro

La peleadora mexicana señaló que a pesar del último resultado que tuvo ante Jessica McCaskill se va “tranquila” y “satisfecha” con lo que logró a lo largo de los 15 años que fue boxeadora profesional.

El boxeo mexicano fue testigo de uno de los momentos más cruciales el pasado 25 de junio, durante la pelea por la unificación de los títulos de la AMB, CMB, FIB, OMB y The Ring del peso wélter femenil, Alma Ibarra le suplicó a su entrenador ya no seguir adelante con la contienda y parar la pelea pues suplicó por su vida.

Luego de las controversiales imágenes que regaló la Conquistadora, como también es conocida, decidió ponerle fin a su carrera profesional en el deporte de los puños y guantes para así darle prioridad a su salud mental. Por medio de su cuenta de Facebook, Alma Ibarra publicó una carta en la que explicó por qué ya no siguió su pelea contra Jessica McCaskill y qué la orilló a retirarse del pugilismo profesional de tal forma.

Lo primero que aclaró es que la decisión la tomó de manera personal pues confesó que desde hace seis meses ya lidiaba con una depresión, incluso antes de la pelea por los cinturones ya había considerado que era tiempo de despedirse del boxeo. Sin embargo, argumentó que fue convencida a continuar debido a la oferta que tenía para convertirse en campeona mundial.

Alma Ibarra defendió el trabajo de su equipo de entrenadores

“Desde hace 6 meses entré en una depresión que sólo unas 3 personas notaron, me era muy difícil inclusive sólo levantarme de la cama a entrenar y había decidido retirarme… me dejé convencer que no era lo correcto después de tanto tiempo y esfuerzo y continué dándome una oportunidad”, se puede leer en la carta.

Aunque se esforzó y se preparó para dar la mejor exhibición de su potencial en la pelea por la unificación de los campeonatos ante la púgil estadounidense, sintió que no estaba a gusto consigo misma, hecho que la orilló a abandonar la pelea al inicio del cuarto round.

Así que luego de renunciar a la pelea de manera tan abrupta, defendió el trabajo de su equipo de entrenadores. Aunque consideró que no tenía que dar explicaciones a los demás, sí lo hizo por dos motivos principales que expuso en su carta:

La carta de Alma Ibarra sobre su retiro del boxeo mexicano

“Lo hago por 2 cosas:

  1. Para comprobar una vez más que la salud mental es tan importante como la física, y más en nuestro deporte, y que si sirvo como ejemplo para que alguien, lo tome de la manera que más le beneficie.
  2. Para dar la cara por mi equipo que no tiene absolutamente nada de culpa, al contrario, agradezco que aguantaran todo este proceso conmigo sin saber lo que pasaba por mi mente”, explicó Alma Ibarra.

La peleadora originaria de Monterrey, Nuevo León aseguró que su retiro le datranquilidad”, cosa que necesitaba para su vida. Por último pidió que se deje de “romantizar” la idea de que un o una boxeadora necesita “sufrir” para ser alguien exitoso; rectificó su mensaje del bienestar personal ante cualquier situación y de la salud mental.

Momento cuando Alma Ibarra detuvo su pelea contra Jessica McCaskill

“Quiero llegar con vida a mi casa”, suplicó la boxeadora

La boxeadora de Estados Unidos, desde el inicio de la pelea mostró superioridad y más fuerza que la mexicana; Alma Ibarra le imploró a su coach antes de saltar al cuarto round que parara la pelea: “No… No… Yo sólo quiero llegar con vida a casa”, se escucha gritar a la mexicana.

Este momento quedó grabado y ha conmocionado a los internautas, pues muchos alabaron la valentía de Ibarra para decirle al entrenador que no quería continuar con la pelea, mientras que en otras opiniones tacharon de humillante su decisión al darse por vencida.

Deja un comentario