Impactante momento en el que un asaltante muere desangrado tras recibir un disparo

El guardia de seguridad recibió un disparo en el brazo y fue llevado a urgencias.

El asalto a un banco en una región de Brasil resultó siendo la sentencia de muerte del ladrón, luego de que se complicara su actuación por la reacción del equipo de seguridad de la compañía bancaria, quienes terminaron disparándole en el cuello al asaltante.

El hecho se presentó este lunes 20 de junio, en São Mateus, una ciudad en el estado brasileño de Maranhão, justamente en una entidad financiera del sector, en la que Nilton César Silva Aguiar, quien fue uno de los tres asaltantes que planearon el delito, murió en el acto.

Según relatan medios locales, los asaltantes entraron al banco y se mezclaron con los clientes, sin embargo, tiempo después Silva intentó someter al vigilante encargado de la seguridad, pero la reacción del guarda fue mucho más veloz y comenzó a disparar.

Así entonces, entre el asaltante y el guardia de seguridad continuaron el tiroteo, mientras el ladrón caminaba hacia el vigilante con la intención de asesinarlo; sin embargo, al no poder continuar su acto, medios locales afirman que Silva se rindió e intentó escapar de los disparos.

No obstante, uno de los disparos del guardia de seguridad le alcanzó el cuello y este cayó en medio del local, mientras sus otros compañeros huían, Silva murió desangrado por la gravedad de sus heridas en medio del asalto.

Por su parte, el vigilante que dio la pelea para proteger el banco recibió también un disparo en el brazo, y luego de que cesara el ataque fue llevado de urgencias a la clínica cercana.

Los hechos que levantaron la tensión en medio de la clientela del banco, quedó grabado a través de las cámaras de seguridad, con el que las autoridades estarían investigando el asalto, así como identificando a los otros dos ladrones que alcanzaron a escapar.

El ladrón logró sortear las medidas de seguridad del banco valiéndose de una placa metálica en su pierna izquierda para poder ingresar el arma de fuego sin tener que pasar la puerta principal. Se supo que otros dos cómplices se encontraban en el lugar de los hechos, pero aún no han sido identificados.

La Policía Militar de San Mateo aislaron el área y llamaron al servicio de emergencia para el levantamiento del cuerpo del criminal, quien era un viejo conocido de las autoridades, ya que era buscado por el asesinato de un policía en el 2015 y por el que fue condenado a 26 años de cárcel.

ADVERTENCIA:

Este vídeo contiene imágenes que pueden afectar la sensibilidad de algunas personas 


Deja un comentario