La Patrulla Estatal de WA no tiene poder para despejar los campamentos ilegales que invaden las áreas de descanso

Las áreas de descanso del estado se han convertido en el último frente de batalla sobre los campamentos para personas sin hogar, y un fallo reciente de la Corte Suprema del Estado ha dejado a la policía sin forma de hacer cumplir las leyes de campamentos ilegales.

La ley que rige las áreas de descanso es clara. Puede permanecer en un área de descanso hasta por ocho horas. Si tu vehículo está averiado, puedes quedarte hasta 48 horas. Las plataformas comerciales pueden permanecer hasta 11 horas para cumplir con las pautas federales de descanso.

Entonces, ¿por qué algunas de las áreas de descanso de Washington están llenas de autos averiados, vehículos recreativos abandonados y parecen más campamentos que áreas de descanso?

Llegué a las áreas de descanso de Smokey Point hace unas semanas. Estaba lleno de gente que claramente estaba violando la ley. Había basura por todas partes. Esas áreas de descanso han sido cerradas esta semana para una limpieza profunda.

¿Por qué los policías estatales no incautan esos vehículos? Es una pregunta que recibo todo el tiempo de los oyentes. Chris Loftis, de la Patrulla Estatal, explica por qué sus oficiales no pueden hacer cumplir la ley. “Los vehículos que tienen personas que viven en esos vehículos en realidad se consideran hogares, y simplemente desafía nuestra capacidad de multar, incautar y remolcar”, dijo.

Un fallo de la Corte Suprema del Estado de 2021 (Seattle vs. Long) cambió el juego. Quizás recuerde a Steven Long, un manitas de Seattle que vive en su casa rodante. La ciudad lo remolcó y le impuso multas que no pudo pagar. El tribunal dictaminó que confiscar su residencia principal era una violación de sus derechos.

Loftis dijo que eso ha dejado a sus oficiales incapaces de hacer cumplir la ley, y las personas que habitan el área de descanso lo saben. “Algunas personas son conscientes de eso, por lo que a las 48 horas simplemente se mudan a otro lugar… si están en dirección norte, van hacia el sur y cambian”, dijo Loftis. “De alguna manera, tienes un campamento disfrazado de estacionamiento”.

Pero Loftis dijo que la Patrulla Estatal no se ha dado por vencida. “Revisamos esas paradas de descanso todos los días”, dijo. “Esas personas son contactadas todos los días. Se les pide que se muevan todos los días. El personal de patrulla controla su bienestar todos los días”.

Loftis dijo que la Patrulla Estatal simpatiza con el problema general de las personas sin hogar. Los oficiales tienen que equilibrar la seguridad pública con tratar a los que acampan con la dignidad que se merecen. “Sacar a las personas de esas situaciones es la mayor dignidad humana, y en eso estamos trabajando para que podamos ayudar a esas personas a hacer la transición a un lugar que sea más seguro para ellos y más digno como ser humano”, dijo.

Y ser estricto con la aplicación no es la respuesta. “Nunca vamos a multar, multar o remolcar nuestros problemas”, dijo Loftis.

Entonces, ¿dónde deja eso al público?

Los usuarios ahora no se sienten seguros en las áreas de descanso. Loftis dijo que debe llamar al 9-1-1 si ve algo ilegal o peligroso, y los policías harán arrestos si es necesario. “Si ven algo que no es seguro o algún tipo de actividad ilegal que va a ser perjudicial para quienes los rodean, van a responder como lo harían en cualquier momento”, dijo.

Y hasta que todo esto se resuelva, Loftis dice que la Patrulla Estatal seguirá haciendo lo mejor que pueda:

“Estamos haciendo lo mejor que podemos para mantener a todos a salvo, incluidos aquellos que están en los vehículos recreativos, incluidos aquellos que solo están de paso e incluyendo a nuestra gente, pero hasta que podamos resolver estas situaciones legales, nuestra capacidad de aplicación simplemente se ve desafiada”. dijo el.

Deja un comentario