VIDEO: Deportarán a Influencers por pintarse cubrebocas en lugar de usarlo

Publican un video en el que una joven ingresa a un supermercado de Bali simulando usar la mascarilla, con lo que violó la política local que impone su uso obligatorio.


Aunque se disculparon, los influencers Josh Paler Lin de Taiwán y Leia Se de Rusia podrían ser deportados de Bali, Indonesia, después de haber publicado un video donde la segunda pasea por un supermercado local con la cara pintada simulando llevar un cubrebocas azul, violando la política local que impone el uso de las mascarillas en lugares públicos.

En video de 1:40 minutos, difundido el 19 de abril en Instagram, se ve a la pareja entrando a un supermercado en Bali donde Leia Se no lleva cubrebocas. El guardia la detuvo y le dijo que debía usar la mascarilla. Regresaron a su auto y ella se pintó una mascarilla quirúrgica azul con todo y correas blancas que fue creíble mientras no hablara.

Regresaron al supermercado engañando al guardia. Entraron a la tienda y para evitar ser atrapados, Lin le dijo a Leia: “No puedes hablar” y susurraron que no podían creer haber logrado entrar así.

Por eso ahora se enfrentan a la deportación al incumplir las reglas sanitarias de covid-19. Las autoridades les confiscaron sus pasaportes.

El jefe de la Policía del Servicio Civil de Bali, Dewa Nyoman Rai Dharmadi, informó que emitiría una carta de recomendación para que los deporten porque sus acciones violaron sus reglas.

“No sólo están violando, sino provocando deliberadamente en público, por lo que es apropiado sancionarlos más severamente, no sólo con una multa, sino también con la deportación”.

La regla del cubrebocas en Bali para los ciudadanos extranjeros implica que quién la infrinja deberá pagar una multa de 1 millón de rupias indonesias (68.76 dólares americanos) si lo hacen por primera vez. Si reinciden pueden ser deportados de Indonesia.

En Indonesia se han reportado casi 1.63 millones de contagios y más de 44 mil muertes por covid-19.

El caso de estos dos influencers causó indignación en redes sociales.

El 24 de abril se disculparon en Instagram, argumentando que no querían faltar el respeto a las normas ni alentar a otros a violar las reglas. Solo querían “entretener a la gente”.

Deja un comentario