Demandan por $1.3 mil millones al Director Ejecutivo de la empresa que comenzó el rumor de que había fraude en las elecciones

Dominion Voting Systems presentó el lunes una demanda por difamación de $1,300 millones de dólares contra el fundador y director ejecutivo de MyPillow, con sede en Minnesota, y dijo que Mike Lindell acusó falsamente a la empresa de manipular las elecciones presidenciales del 2020.

La demanda, presentada en un tribunal federal del Distrito de Columbia, alega que Lindell ignoró repetidas advertencias de Dominion, una empresa de tecnología de votación que ha presentado demandas similares contra los abogados de Donald Trump, Rudolph Giuliani y Sidney Powell.

Dominion acusa a Lindell de decir repetidamente lo que la demanda califica como “Gran Mentira” de que la compañía usó su tecnología para robarle la elección a Trump.

“Ninguna cantidad de dinero puede reparar el daño que han causado estas mentiras, que son fácilmente refutadas. Cientos de auditorías documentadas y recuentos han demostrado que las máquinas Dominion contaron los votos con precisión. Esperamos probar estos hechos en un tribunal de justicia”. dice la demanda.

Lindell dice que da la bienvenida a la demanda

Lindell, conocido como el “tipo de MyPillow” por sus comerciales de televisión, dijo a The Associated Press que le dio la bienvenida a la demanda y dijo que el proceso de descubrimiento demostrará que tiene razón.

“Es un muy buen día. Esperaba que finalmente demandaran”, dijo Lindell, quien fue a la Casa Blanca para promover sus teorías en los últimos días de la administración Trump.

Lindell, un ferviente partidario de Trump, le dijo a Sara Cook de CBS News el mes pasado: “Quiero que todo el pueblo estadounidense y el mundo vea las cosas horribles de las que son capaces estas máquinas (de votación de Dominion) y lo que le hicieron a nuestro país y – están permitiendo que otros países se roben nuestras elecciones y simplemente se apropien de nuestras elecciones.

No hubo un fraude generalizado en las elecciones, lo cual han confirmado una serie de funcionarios electorales en todo el país, incluido el ex fiscal general de Trump, William Barr. Los gobernadores republicanos en Arizona y Georgia, estados clave en el campo de batalla cruciales para la victoria del presidente Joe Biden, también avalaron la integridad de las elecciones en sus estados.

Casi todas las impugnaciones legales de Trump y sus aliados fueron desestimadas por los jueces, incluidos dos rechazados por la Corte Suprema, que incluye tres jueces nominados por Trump.

Twitter en enero prohibió permanentemente a Lindell en su plataforma después de que continuara afirmando que Trump había ganado las elecciones presidenciales. Twitter dijo que lo prohibió debido a “repetidas violaciones” de su política de integridad cívica.

Lindell se sintió ofendido por haber sido acusado repetidamente en la demanda de decir la “Gran Mentira”, y señaló que la expresión fue acuñada por Adolf Hitler. “La Gran Mentira aquí es la gran mentira”, dijo Lindell. “Son la gran mentira”.

Lindell respaldó un video largo que amplificaba sus afirmaciones que publicó el 5 de febrero y dijo que recientemente publicó una versión de 20 minutos.

Esta es la tercera demanda por difamación que Dominion ha presentado contra sus acusadores. En una conferencia de prensa, el director ejecutivo de Dominion, John Poulos, dijo que “de ninguna manera es la última”. Dijo que la compañía también estaba analizando las acciones de varias organizaciones de noticias después de las elecciones.

“A pesar de las repetidas advertencias y los esfuerzos por compartir los hechos con él, Lindell ha seguido difundiendo maliciosamente afirmaciones falsas sobre Dominion, cada vez dando garantías vacías de que presentaría pruebas abrumadoras”, dijo Poulos en un comunicado. “Estos reclamos han causado un daño irreparable a la buena reputación de Dominion y han amenazado la seguridad de nuestros empleados y clientes”.

“Mentir” para aumentar las ganancias?

La abogada de Poulos y Dominion, Megan Meier, alegó que Lindell realmente no creía que las elecciones fueran robadas a Trump. “Sabía que mentir sobre la pérdida de Trump sería bueno para los resultados de MyPillow”, dijo Meier.

También disputaron las afirmaciones de Lindell de que ha perdido dinero por defender sus reclamaciones y dijeron que esperaban con interés examinar las finanzas de MyPillow como parte de los procedimientos legales.

“La campaña de marketing difamatoria de MyPillow, con códigos promocionales como ‘FightforTrump’, ’45, ‘Proof’ y ‘QAnon’, ha aumentado las ventas de MyPillow en un 30-40% y sigue engañando a las personas para que redirijan su indignación de mentira electoral hacia la compra de almohadas”, alega la demanda.

Lindell dijo que MyPillow tuvo un breve aumento en las ventas. Pero dijo que más de 20 tiendas han abandonado sus productos, incluidos Bed Bath & Beyond y Kohl’s, y señaló que Twitter los prohibió permanentemente a él y a MyPillow.

“Me encantaría ir a la corte mañana con Dominion”, dijo Lindell.

Fuente: cbsnews.com

📷 En esta foto de archivo del 30 de marzo del 2020, el director ejecutivo de My Pillow, Mike Lindell, habla mientras el presidente Donald Trump escucha durante una sesión informativa sobre el coronavirus en el Rose Garden de la Casa Blanca, en Washington. Twitter ha prohibido permanentemente la cuenta de Twitter de Lindell después de que perpetuara continuamente la afirmación infundada de que Donald Trump ganó las elecciones presidenciales estadounidenses del 2020. (Foto AP / Alex Brandon, archivo)

Deja un comentario