EL CUIDADO PERSONAL PUEDE AYUDAR A TODOS – ESPECIALMENTE AHORA

POR ARTÍCULOS DE TRIPLE P

Los niños se desenvuelven bien en un ambiente familiar seguro, consistente, positivo y tranquilo.

El estrés puede afectar al cuerpo de diferentes maneras. Sentirse un poco estresados de manera ocasional es normal, pero sentirse demasiado estresado, de manera continua y frecuente, puede liberar sustancias químicas en el cuerpo que no son buenas para la salud física ni mental. Esto no sólo se aplica para los adultos. También se aplica a los adolescentes, los niños e incluso a los bebés. Un entorno con mucho estrés puede incluso cambiar la forma en que se desarrolla el cerebro.

Los niños aprenden mejor cuando no se somenten a mucho estrés, y ello favorece su desarrollo general. Todos absorbemos de manera más fácil información nueva cuando nos sentimos tranquilos.

Hacer cosas para tratar de reducir el estrés en casa es bueno para todos. Introducir la idea de “cuidado personal” puede ayudar a sus hijos a comprender la importancia de cuidarse a sí mismos y a los demás. Aprender a manejar y regular nuestras emociones es también una habilidad clave en la vida. A veces esto requiere mucha práctica. No podemos esperar hacer las cosas siempre de manera perfecta ni podemos esperar la perfección de nuestros hijos.

Es importante recordar que a veces un poco de estrés puede ayudar a motivarnos para lograr algo. Sería poco realista tratar de eliminar todo el estrés de nuestras vidas.

Lo que podemos hacer como padres es introducir algunas estrategias para manejar el estrés y cuidar nuestra propia salud física y mental tanto como sea posible.

NUESTRO PROPIO NIVEL DE CUIDADO PERSONAL PUEDE AFECTAR A NUESTROS HIJOS

Un ambiente positivo ayuda a apoyar el desarrollo emocional e intelectual de los niños. Un ambiente positivo es uno consistente, donde los niños y adolescentes no necesitan preocuparse de que los padres actúen o reaccionen de manera inesperada. Las reglas permanecen iguales de un día para otro, y los niños las conocen y las entienden. Cuando existe una crianza positiva, también comprenden que las consecuencias y la disciplina son justas y están diseñadas para enseñar y guiar; se sienten amados y apreciados como individuos.

Los niños pueden empezar a sentirse confundidos si uno de sus padres está demasiado estresado y es inconsistente. Por ejemplo, si un niño está saltando en una cama, algo que no está permitido, pero sus padres están distraídos o demasiado ocupados para detenerlo, puede ser confuso y molesto para un niño si al día siguiente hace lo mismo y se mete en problemas por ello.

Del mismo modo, un padre puede estar irritable porque se siente preocupado o cansado, y puede enojarse por algo pequeño como que se derrame una bebida. O puede que le resulte más difícil ser paciente y escuchar si un niño o adolescente está tardando mucho en decir algo. 

Si los padres se sienten agotados y no se sienten apreciados, puede ser más difícil prestarles atención positiva a los niños.

Programar momentos de “recarga” regulares ayuda a los padres a proporcionar un entorno más seguro, consistente, positivo y tranquilo.

Esto puede ser tan simple como encontrar 15-30 minutos para hacer algo agradable para uno mismo: un café virtual con un amigo, salir a pasear, ver un vídeo divertido o bailar su canción favorita.

Intente trabajar en equipo con su pareja o con otros cuidadores, no sólo compartiendo la carga, sino también dedicando tiempo a hablar y escuchar sobre cosas agradables, así como los detalles necesarios de los acontecimientos diarios.

También es útil pedir ayuda y apoyo a los demás si las cosas se están volviendo demasiado difíciles de manejar. Esto también es algo que se puede animar a los niños y adolescentes a hacer, y si usted lo modela, aprenderán con su ejemplo: es normal y saludable buscar apoyo.

CONSIDERE LA POSIBILIDAD DE ASUMIR MENOS TAREAS EN ESTA ÉPOCA DEL AÑO

Esta época del año puede ser estresante, especialmente si la gente trata de hacer demasiado. Por lo tanto, es un buen momento para recordar que a menudo es más agradable hacer menos cosas y de manera más relajada. Apresurarse hace que sea difícil apreciar realmente cada momento.

Los niños aprecian las tradiciones familiares sencillas tanto como los grandes eventos si eso significa que pueden pasar un tiempo agradable juntos; la crianza positiva de los hijos puede hacerlo posible.

Dar regalos también es algo en lo que mucha gente está pensando ahora. Una forma de pensar en encontrar tiempo para cuidar de uno mismo es pensando que también es como un regalo para los hijos. Cuando permite un poco de cuidado personal en su vida diaria, es más fácil ser un padre más paciente y positivo. Esto, a su vez, ofrece un ambiente menos estresante para su hijo.

De esta manera, también está demostrando a sus hijos y adolescentes que el equilibrio en la vida es importante, y que vale la pena cuidar de su propia salud física y mental. Tener un equilibrio entre el cuidado de los demás y el cuidado de sí mismo ayuda al sentido de autoestima de cada persona.

Y eso es algo que puede ayudar a las relaciones familiares ¡en cualquier época del año!

USE SU CONOCIMIENTO

Cuando entienda más sobre el desarrollo y el comportamiento de los niños, podrá utilizar la crianza positiva dentro de su propia familia. Puede hacer esto de la manera que más le acomode. Funciona en cualquier momento del año, no sólo ahora.

Las habilidades e ideas positivas como éstas hacen que sea más fácil afrontar los cambios y la incertidumbre. También le ayudan a sentirse seguro de que está apoyando a su hijo. Asimismo, está tomando medidas importantes para promover su resistencia y bienestar emocional.

Para obtener más información sobre el desarrollo infantil y sobre cómo usted, como padre, puede utilizar las habilidades de crianza positiva y las estrategias para apoyarlo, pruebe un programa de Triple P como Triple P Online.

Mire lo que puede haber gratis en Pierce!

Deja un comentario